Ofertas, presupuestos, pedidos, albaranes, facturas… la actividad en el almacén es frenética y la posibilidad de accidentes está a la orden del día, más si no se utilizan chalecos reflectantes de uniformes de trabajo Valencia.

Los chalecos reflectantes mejoran nuestra visibilidad. En el día a día del almacén hay que transportar palés, unas veces con el transpa, otras con el toro y cuando se trata de posiciones altas, con las carretillas elevadoras. Entre tanto frenesí cualquier descuido puede significar un accidente, por lo que se hace aconsejable llevar el chaleco como los que proveen en uniformes de trabajo Valencia.

Para garantizar la seguridad de los trabajadores en el almacén, debería separarse el tránsito de vehículos y personas, pero los profesionales del sector saben que en no pocas ocasiones esto no ocurre. En un espacio en el que conviven unos y otros, cuanta más visibilidad tengamos, mejor.

Qué dice la ley. Esta no obliga al uso del chaleco en el almacén. Pero también es cierto que los técnicos en prevención de riesgos laborales abogan por su uso. Lo más probable es que el de tu empresa te obligue a llevarlo como medida de precaución. Si el toro va marcha atrás y no le funciona el pitido que indica este sentido y tú estás despistado, el riesgo de atropello es mayor. Si además no te haces visible con el chaleco estamos poniendo todos los huevos en la misma cesta, es más fácil que se te lleven por delante.

Aparte de los trabajadores habituales del almacén, que probablemente incorporen el chaleco reflectante a su uniformidad de trabajo, hay que prestar especial atención a los usuarios no habituales, como el jefe que baja a coger un pedido y que “para un minuto no me pongo el chaleco”, proveedores clientes, etc. Ten chalecos a manos para ellos como los provistos por Ropa Laboral Trench.